Talento-EPHOS
Campañas de concienciación, sí. Contando con los pacientes, también.

16/11/2021

Campañas de concienciación, sí. Contando con los pacientes, también.

Santiago Fuertes
Santiago Fuertes
Supervisor de Cuentas en MK Media agencia perteneciente a AEAPS

Lunes por la mañana: Recibes un e-mail del cliente. Nuevo briefing, una campaña de concienciación de patología dirigida a población general. En ese momento piensas, here we go again.

Convocas el briefing interno, lo cuentas al departamento creativo, al departamento científico y empiezan a fluir las ideas.

Revisas la propuesta con el equipo. ¿El resultado? Concepto, claim, colores y topografías se unen en una campaña potencial ganadora de un ASPID de Oro. Todo el mundo se felicita, se congratula, se siente orgulloso.

Cierras la call con el cliente, le presentas la propuesta. Encaja. Gusta. Podríamos decir que encanta. Y tú ya ves tu imagen creativa con su claim marketiniano perfecto en banners, e-mails y hasta en la fachada de los Cines Callao, puestos a imaginar.

Días/semanas/meses después, pones en marcha la campaña, empiezan a salir las primeras piezas, la landing, los emails, las cuñas en radio, la prensa escrita. El cliente está encantado y tú como parte de la agencia creadora, también. Otro éxito rotundo de la relación agencia-cliente.

¿Seguro?

Tras la vorágine de euforia, de felicitaciones y de alegría, llega la parte importante. El análisis. Miras las métricas, buscas las impresiones, los comentarios. ¿Y qué encuentras? Silencio.

La gente ha visto tu campaña, pero ¿ha conseguido su objetivo? ¿Se han sentido identificados los pacientes? ¿Has dado a conocer la patología a la población general?

Te doy una pista. Lo más probable es que la respuesta sea NO.

Pero si mi campaña era la bomba. ¿Qué ha podido pasar?

Es en ese momento cuando desaparece Santiago Fuertes, trabajador de una agencia de comunicación y marketing de salud y sale a relucir Santiago Fuertes, paciente, que lleva 8 años viviendo con una Enfermedad de Crohn.

Y piensas que los pacientes como tú no buscan una campaña atractiva, con colores bonitos o un claim que enganche. No. Buscan algo mucho más sencillo, que se les de voz. Que se conozcan sus historias. Que se sepa que convivir con una enfermedad es difícil y duro, pero que, pese a ello, quieren luchar, quieren recibir apoyo y sentirse comprendidos.

Quizá tu campaña tenía buena intención, pero no ponía el foco en lo importante, el paciente.

Y esa, compañeros de profesión, es nuestra asignatura pendiente.

Tratar de buscar la mejor campaña es muy importante, pero no dejemos de lado que detrás hay personas que quieren sentirse parte de ella.

Así que la próxima vez que creemos una campaña de concienciación hagámonos las preguntas clave:

¿Tenemos claro el objetivo?

¿Hemos tenido en cuenta el momento?

¿Hemos seleccionado los mejores canales?

¿Es claro nuestro mensaje?

¿Sabemos cuáles son los KPI y cómo los mediremos?

Y por supuesto, la más importante: No solo hemos tenido en cuenta los insights de nuestros pacientes, sino, ¿les hemos hecho parte activa de nuestra estrategia y nuestro proceso de creación?

Os puedo asegurar de primera mano que los pacientes lo agradecerán (agradeceremos).